Noticias

20 de diciembre de 2016

Argentinazo 

¿Cual es la vigencia del Argentinazo?

A 15 años del Argentinazo charlamos con diferentes referentes políticos y sociales en torno a la vigencia que aquellas jornadas de lucha del pueblo argentino tienen hoy. Mercedes Meier, militante del Partido del Trabajo y del Pueblo y diputada provincial por el Frente Social y Popular Creo que es muy importante poder reivindicar hoy aquel […]

A 15 años del Argentinazo charlamos con diferentes referentes políticos y sociales en torno a la vigencia que aquellas jornadas de lucha del pueblo argentino tienen hoy.

Mercedes Meier, militante del Partido del Trabajo y del Pueblo y diputada provincial por el Frente Social y Popular

Creo que es muy importante poder reivindicar hoy aquel 19 y 20 de diciembre de 2001, donde el protagonismo de la gente, de todos los barrios, no hubo localidad en el país que no se viera revelada y sublevada a un gobierno que venía aplicando un ajuste tremendo, que venía haciendo oídos sordos a los reclamos de la gente, que venía entregando el país y la gente dijo basta, dijo que se vayan todos y mostro un camino que luego dio lugar a que se suspendiera el pago de la deuda externa, dio lugar a los planes sociales, a las medidas para los más humildes y de ahí empezar un camino donde no hay vuelta atrás en Argentina.

Creo que hoy reivindicar esto tiene mucha vigencia en el marco de un país que está gobernado por un presidente, un gobierno que quiere también ajuste, que viene gobernando para los empresarios y las grandes potencias mientras crece el hambre en la Argentina.

Pudimos ver a lo largo de este año como se han movilizado miles y miles de argentinos en distintas ocasiones con distintos reclamos pero que también eso empieza a resurgir en Argentina porque hay necesidad, porque hay hambre, porque hay falta de trabajo y bueno creo que este camino que se abrió en el 2001 nos dejó grandes aprendizajes que hoy es necesario recordar, rememorar, recordar a nuestros caídos también porque no hay que olvidar que fue una represión brutal lo que sucedió en esos días y que hoy estamos homenajeando a todos aquellos como Pocho Lepratti que venían trabajando y que fueron muertos en la represión, seguimos exigiendo justicia por esas muertes, cárcel a Reutemann  y también hoy seguimos exigiendo tener un país libre, soberano que pueda entregar pan, trabajo, salud, educación para todo nuestro pueblo.

¿Pensas que el pueblo es mirado de otra forma después del 2001 por parte del gobierno?

Sin dudas, mira cómo fue que después de esa jornada del 2001, que pudimos echar por primera vez a un presidente, ningún otro presidente pudo hablar de privatizaciones, de entregar, todos hablan o por lo menos lo que fue el gobierno de Néstor y Cristina Kirchner, tuvieron que hablar con un discurso popular a pesar de que su política era distinta.

Hoy el gobierno de Macri también trata de chamuyar con una cosa de la unidad, de la no política y demás, pero sin embargo no puede decir tampoco cosas que se decían en los 90, se tienen que cuidar porque este pueblo ha aprendido e incluso cada vez que se dice o se toma una medida antipopular hay una reacción. Esto es así en el mundo entero, en Argentina hemos logrado ser un ejemplo, donde incluso también en otras partes del mundo como Grecia, reivindican estas jornadas como un camino de liberación para sus pueblos también.

Luis Molinas, dirigente del Partido Comunista Revolucionario y del Partido del Trabajo y del Pueblo

La historia nunca se repite, pero no hay nada más parecido al 2001 que lo que se está preparando en la Argentina de hoy. No tenemos un imbécil como De La Rua de presidente, tenemos un reaccionario de derecha, más temible todavía que prepara un plan que es hacer pagar la crisis que provocaron ellos mismos sobre las espaldas del pueblo. Por lo tanto es de vida o muerte rescatar el camino de lucha del Argentinazo, porque es la vez que estuvimos más cerca, es la vez que pudimos echar un presidente aunque no pudimos nombrar otro, tenemos que ver que nos va a hacer falta para lograr eso.

El pueblo argentino es muy particular, es decir va preparando, y no avisa cuando estalla. Nosotros no hacemos un pronóstico como se dice ahora catastrofista, pero sabemos que la injusticia, la opresión, la burla que te hacen, eso provoca reacción. Recorremos los barrios vemos el hambre y la droga, recorremos las fábricas y vemos los despidos, algunos disfrazados de retiro pero son despidos.

Por lo tanto nosotros preparamos todas nuestras herramientas, las herramientas sociales, la herramienta electoral del Frente Social y Popular, y la herramienta del Partido Comunista Revolucionario para estar a la cabeza de eso, no lo podemos hacer nosotros solos pero no podemos estar un paso más atrás del pueblo argentino que hizo cosas como el 2001.

Eduardo del Monte, dirigente de la Corriente Clasista y Combativa

Yo creo que para el pueblo argentino es como un faro el 2001 porque de alguna manera es el punto más alto al que ha llegado la lucha popular, al punto de en su momento haber tumbado un gobierno entreguista con la lucha popular por primera vez desde 1810 y si bien no se pudo imponer otro gobierno, se lograron por ejemplo suspender el pago de la deuda externa ilegitima durante 2 años, con ese dinero generar 2 millones de planes sociales, rescatar de la quiebra a pequeños y medianos industriales, pequeños productores agrarios y demostrar realmente que el pueblo no va a dejar pasar ajustes como el que estamos viviendo ahora, en donde creemos que claramente este gobierno ha hecho una política para beneficiar a los grandes sectores concentrados de la economía, a los terratenientes, los monopolios imperialistas, a los que incluso han puesto como parte de su gobierno como ministros y es muy poco lo que están haciendo para abajo y todo lo que se ha logrado que llegue para abajo es a fuerza de mucha lucha.

¿Como hacer para seguir alimentado esas semillas que se han sembrado?

Lo que alimenta esas semillas es la necesidad, la injusticia que vive este país de ser un país dependiente donde la riqueza se va para afuera, donde para un sector cada vez más grande de la población solo queda la pobreza, el hambre, la falta de laburo. Esa necesidad es la que impulsa a luchar y esa lucha es la que va a mantener vivos a los caídos, en cada lucha ellos están. Nosotros hemos aprendido de lo que han hecho los compañeros y en el día a día vamos renovando nuestra experiencia y buscando un camino que de una salida popular, porque acá entendemos que la salida para esta situación que tenemos no es ni volver atrás ni dar tiempo a este gobierno que cuanto más lo dejamos avanzar en peores condiciones nos deja.

Falta avanzar en un paro nacional que una a los trabajadores, a los campesinos, a los estudiantes, a los desocupados, a los jubilados, a todos aquellos que están jodidos y castigados por todo esto que estamos viviendo y realmente buscar, alumbrándonos por estas experiencias como la del 2001, que el pueblo encuentre caminos propios

Creo que el problema para los sectores populares que quieren expresar la necesidad del pueblo es unirse en un programa común y ganar las calles, para eso hace falta avanzar en un paro nacional que una a los trabajadores, a los campesinos, a los estudiantes, a los desocupados, a los jubilados, a todos aquellos que están jodidos y castigados por todo esto que estamos viviendo y realmente buscar, alumbrándonos por estas experiencias como la del 2001, que el pueblo encuentre caminos propios, que imponga sus propia democracia y que imponga una salida donde por primera vez en la historia podamos ponerle la mano en los bolsillos a los que siempre se enriquecieron y que sean ellos los que paguen la crisis y no el pueblo.

Volver
  • Imagen Nota
  • Imagen Nota
  • Imagen Nota
  • Imagen Nota
  • Imagen Nota
  • Imagen Nota
  • Imagen Nota