Noticias

08 de agosto de 2017

CCC  Rosana "Chana" Menendez 

Los movimientos sociales marcharon en Rosario por “pan, techo, tierra y trabajo”

En el marco del dia de San Cayetano, se llevo adelante en nuestra ciudad una gran movilización encabezada por distintas organizaciones sociales, entre ellas: la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep), Barrios de Pie y el Movimiento Popular Libertador San Martín. Con la premisa de “pan, techo, […]

En el marco del dia de San Cayetano, se llevo adelante en nuestra ciudad una gran movilización encabezada por distintas organizaciones sociales, entre ellas: la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep), Barrios de Pie y el Movimiento Popular Libertador San Martín. Con la premisa de “pan, techo, tierra y trabajo” la movilización partió desde la Iglesia San Cayetano hasta San Lorenzo y San Martín y se enmarco en una jornada de protesta nacional.“El reclamo de las organizaciones que marchamos hoy se puede sintetizar en dos palabras: Trabajo y Comida. No entendidas como una dádiva sino como un derecho básico que el Estado tiene que garantizar al pueblo” expresó Eduardo Del Monte, referente de la CCC. “Estas organizaciones que a nivel nacional venimos peleando y obtuvimos la ley de emergencia social, hemos tenido la posibilidad a partir de esa ley, que el Gobierno tuviera que abrir la mano para otorgar una cantidad limitada de programas de trabajo cuya inscripción estuvo abierta durante un mes y después se cerró, dejando afuera a decena de miles de desocupados”, afirmó. En referencia a esto, Delmonte recalcó la importancia de que “esta ley de emergencia social que se ha ejecutado solamente en una tercera parte de su presupuesto, se cumpla en su totalidad”.

Por otra parte, el vocero de la CCC, destacó la necesidad de que se declare la emergencia alimentaria. “Tiene que haber un replanteo de todas las políticas sociales y alimentarias que parten desde lo nacional, provincial y municipal. Entendemos que este gobierno nacional no tiene políticas sociales porque no le interesa, hay una tercera parte de la población que ha caído o se mantiene en la pobreza y que no tiene ningún tipo de respuesta” sostuvo. Además hizo hincapié en que “el modelo de país” que plantea el Gobierno Nacional “mediante las importaciones, la destrucción de la industria, el monocultivo de soja que expulsa a la gente del campo y solo favorece a los grandes terratenientes y las cerealeras, no necesita demasiada mano de obra” y por lo tanto “la gente que sobra, es marginada o se la bombardea con droga para neutralizarla como lo que están pasando con la juventud”. Ante esta situación Delmonte habló de la importancia de salir a la calle para exigir “otra política, que ponga por delante la necesidad de los niños y que garantice alimento, salud, educación, techo, tierra y trabajo para el conjunto del pueblo argentino”.

La movilización contó además con la presencia de la pre candidata a diputada nacional por el Frente Social y Popular, Rosana “Chana” Menéndez, quién acompañó a estas organizaciones sociales en el reclamo por el cumplimiento de la ley de emergencia social. Ménendez, referente del movimiento “Amas de Casa del País”, sostuvo: “Las mujeres estamos sintiendo que el ajuste esta pegando fuerte en cada uno de los barrios, sobre todos los más humildes donde ha crecido muchísimo el hambre y para nosotras es un gran dolor de cabeza poder resolver la comida diaria. Nosotras que estamos junto a compañeras de los barrios mas carenciados de la ciudad, sabemos que ya hay muchas familias que comen sólo una vez al día dado que los alimentos se han encarecido y los ingresos son muy magros”.

Por otra parte la compañera de fórmula de Carlos Del Frade hizo referencia al aumento de la demanda de alimentos en los comedores barriales y escolares, y apuntó al Gobierno como responsable de esta situación crítica. “Es una vergüenza que haya chicos con diferentes grados de desnutrición con todo lo que ello implica: mayor vulnerabilidad frente a las enfermedades, dificultades en el aprendizaje, trastornos directamente relacionados con una situación crónica de privaciones y carencias, que si bien es cierto que data de varios años, en los últimos meses se ha agudizado. Es una vergüenza y una gran injusticia que viviendo en la cuenca lechera de América Latina, nuestros pibes no puedan acceder a un vaso de leche. Pan, tierra, techo y trabajo son los derechos elementales que hacen a la dignidad de toda persona y a los cuales el Gobierno y el Estado también dan la espalda” finalizó.

Volver
  • Imagen Nota
  • Imagen Nota
  • Imagen Nota
  • Imagen Nota