Noticias

23 de octubre de 2018

No al presupuesto 2019 

Los números del ajuste en el Presupuesto 2019

El miércoles comienza en la Cámara de Diputados de la Nación el tratamiento del proyecto de ley de presupuesto 2019, y las organizaciones populares de todo el país se movilizarán para rechazarlo. Y es que contrario al discurso del macrismo que asegura que es un presupuesto necesario para el crecimiento del país, el proyecto del […]

El miércoles comienza en la Cámara de Diputados de la Nación el tratamiento del proyecto de ley de presupuesto 2019, y las organizaciones populares de todo el país se movilizarán para rechazarlo. Y es que contrario al discurso del macrismo que asegura que es un presupuesto necesario para el crecimiento del país, el proyecto del gobierno ajusta para pagar la deuda y mejorar la rentabilidad de los monopolios quitándole a las grandes mayorías.

El peso de la deuda

La deuda pública a fin de 2018 representará el 87 por ciento del PBI, con un stock de 315.698 millones de dólares según informó ayer el Ministerio de Hacienda. En relación al producto, aumentó 30 puntos desde 2017.

Para el 2019, las necesidades de financiamiento llegarán a 38.900 millones de dólares, de acuerdo con el proyecto de presupuesto.
El año próximo llegaran a casi $ 600.000 millones, con un incremento del 48,8%. Pero probablemente crezcan más porque la mayoría de los vencimientos son en dólares (U$S 15.000 millones) y están valuados al tipo de cambio de “ficción” que incluyó Dujoven en el Presupuesto de 40 pesos promedio en el año.

Es el segundo gasto en importancia. Todos los salarios de la administración pública nacional (incluyendo policía, fuerzas armadas y personal administrativo) se calculan en $ 530.928 millones (+30%); es decir que tendrán menor peso que los intereses de la deuda pública.

Para la Asignación Universal por Hijo se prevé el año próximo una erogación de $109.000 millones. En intereses de la deuda se gastará 6 veces más que el principal programa de protección social argentino.

En “Subsidios económicos” (lo que iba destinado a tarifas) se prevén $ 265.000 millones, con un recorte del 6,5% en términos nominales respecto a este año.

En “programas sociales” (Progresar, Argentina Trabaja y otros) se destinarán $ 62.800 millones, con un incremento de sólo 14%, incluso por debajo de la inflación proyectada.

Las provincias siguen perdiendo

Continuando con la feroz transferencia de recursos que nación aspira de la provincias, con la quita del Fondo Sojero, en el presupuesto las transferencias a provincias para educación caerán un 13,5 por ciento hasta los 30.742 millones de pesos, lo que representa un recorte de 4.817 millones de pesos.

Los envíos para Desarrollo Social pasarán de 6.290 millones en 2018 a 5.983 millones en 2019, lo que equivale a una baja del 4,9 por ciento. Y el concepto “otras transferencias” mostrará una baja del 48,2 por ciento, al pasar de 33.630 millones de pesos en 2018 a 17.435 millones de peso. Un recorte de 16.196 millones de pesos.

Del plan ambicioso a obra pública cero

Como pasó en el presupuesto de 2018 respecto de 2017, la inversión en obra pública se contradice con la intención de tener el “plan más ambicioso” de la historia, como se había anunciado al comienzo del macrismo.

Los fondos que destinará el Gobierno nacional para la obra pública se reducirán en términos reales el 7%. Si a esto se le suma la estimación de inflación que en los guarismos más conservadores señalan que se llegará a 42%, la pérdida de recursos reales para financiar la obra pública sería de alrededor de 50% y de más del 70% en dos años.

Salud, educación y trabajo los mas afectados por los recortes

Un informe elaborado por el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPYPP) que dirige Claudio Lozano advirtió que “el recorte real del gasto social alcanzaría el 10% en tan solo dos años”. En ese sentido, alertó que “se consolidará un esquema de redistribución del gasto social entre pobres en el cual para cumplir con la movilidad jubilatoria se recortan a otras funciones sociales”.

Estimó que el programa de asignaciones familiares caerá un 3,7% en términos reales, mientras la pensión universal para el adulto mayor lo hará un 6,4%. El informe considera que la educación será “de las partidas más afectadas” por entender que “se invertirá 5.863,8 millones menos en infraestructura y equipamiento, 3.416,9 millones menos en fortalecimiento edilicio de jardines infantiles”.

Además, evaluó que el sector de la salud también será perjudicado ya que se invertirá 1.022,6 millones menos en el programa de Atención a la Madre y el Niños y 512 millones menos en Salud Familiar y Comunitaria”.

“Los principales programas destinados a la generación de empleo serán recortados”, dice el informe. “Se invertirá 136,4 millones menos en acciones de capacitación laboral, 414,8 millones menos en formulación y regulación de política laboral y 83 millones menos en fiscalización del trabajo no registrado”, indicó la entidad.

Además, alertó que “habrá 16.025 pensiones por invalidez menos

Una reforma impostiva regresiva

Pagan más los que menos tienen.

Otra de las grandes promesas incumplidas del macrismo fue la de que menos trabajadores iban a pagar ganancias. No solo aumento considerablemente el número de trabajadaroes que lo tributan actualmente, sino que empleados públicos a nivel nacional y provincial, trabajadores petroleros y algunas cooperativas y mutuales que no pagan Ganancias hasta ahora lo comenzarán a hacer si se aprueba este presupuesto.
En cambio, el Poder Judicial continuará gozando de esos privilegios, es decir que los sueldos que cobran empleados, fiscales y jueces se mantiene exentos.

Pagan menos los que mas tienen

Renta financiera

Se mantienen los cambios implementados el año pasado gravando a algunas operaciones de la bicicleta financiera, sin embargo, falta reglamentar el grueso de su implementación, algo que tiene preocupado a los inversores que no saben cuánto les tocará. Por el momento, sólo está vigente el cobro de Ganancias a los inversores que hayan ganado con inversiones en Lebac. Pero aún no se sabe cómo se calculará la rentabilidad obtenida por inversión en bonos y en acciones.

Ingresos brutos

Se mantiene la disminución gradual a partir de 2019 que todas las provincias comprometieron el año pasado con el pacto fiscal beneficiando a las grandes empresas y desfinanciando las cajas provinciales lo que aumentará la dependencia de la caja central y la cesión de soberanía provincial.

Cargas Patronales

La reforma tributaria incluye a partir del año que viene un aumento del mínimo no imponible para empezar a bajar el costo laboral para las empresas.

Bienes Personales

Si bien se había anunciado un auemnto en el tributo a los bienes personales y comenzar a grabar a los inmuebles rurales (campos), tras la presiones del sectores agrarios buscará mañana, en el recinto, el gobierno buscará eximir a los inmuebles rurales del Impuesto a los Bienes Personales.

Impuesto a las ganancias

Se mantiene la disminución ya vigente este año de una alícuota del 35% al 30% para las empresas

Un presupuesto para pagar la deuda y cumplir con el FMI

Pagar la deuda con el hambre y liquidando la producción nacional. Para que un puñado de usureros y monopolios exportadores la junten con pala.
Macri quiere que la Cámara de Diputados apruebe el presupuesto el miércoles 24, para llegar a la reunión del directorio del FMI, el viernes 26, con ese apoyo del Congreso.
El presupuesto macrista es una brutal profundización del ajuste y la entrega. Su base es el acuerdo con el FMI: pagar el endeudamiento gigantesco que hizo Macri para la timba financiera; pagarlo con el hambre, la pobreza, la desocupación, la liquidación de la industria y los recursos nacionales. Nos somete al control del FMI, cada tres meses, como si fuéramos una semicolonia de los jerarcas imperialistas que manejan el Fondo. Además, los monopolios y grandes terratenientes volvieron a la carga, en el Coloquio de IDEA, con liquidar conquistas y condiciones de trabajo con una reforma laboral.

Una brutal transferencia hacia los exportadores

El monto que exige el FMI para “sanear el decifit” asciende a unos 500 mil millones de pesos. Es casi la misma cifra que ganaron las 15 principales empresas exportadoras con las megadevaluaciones de este año en el que el dólar salto de $20 a $40 salto en facturación a consecuencia de las devaluaciones vividas este año.
Estableciendo una retención equivalente al 50% por cada dólar exportado, no habría necesidad de impulsar una poda del gasto de esta magnitud, se evitaría el sufrimiento de muchos y se amortiguarían los efectos recesivos del plan de ajuste

ALGUNOS PROGRAMAS QUE SE REDUCIRÁN EN EL PRESUPUESTO 2019:

PRODUCCIÓN E INDUSTRIA

  • Reducción del 18 por ciento en las cadenas agroindustriales.
  • Una reducción del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales, el PROSAP, del 61 por ciento.
  • Una disminución de la política de comercio exterior.
  • La defensa de la Ley de Competencia, el programa que tiene que garantizar la transparencia, tiene una reducción del 52,22 por ciento.
  • El Programa de Interacción Productiva para el Desarrollo Regional, que reduce el 98 por ciento.
  • Una reducción del 84 por ciento del Programa de Fomento al Desarrollo Industrial. El Fondo de Desarrollo Tecnológicos, baja el 90 por ciento anual.
  • Toda una serie de disminuciones, que hablan de la competitividad, de la infraestructura productiva, que tienen que ayudar al entramado productivo y las provincia

EDUCACIÓN

  • El aumento del Fondo Nacional del Incentivo Docente es del 3,4 por ciento, cuando el Presupuesto habla de una inflación proyectada para el año 2019 del 23 por ciento.
  • Infraestructura escolar, con una disminución del 71,9 por ciento.
  • Formación docente, la baja es del 27,2 por ciento.
  • Jardines de Infantes, baja el 58 por ciento.
  • Formación tecnológica, menos el 12 por ciento

 

Volver