Noticias

29 de noviembre de 2016

#NiUnPibeMenosPorLaDroga 

Meier y Del Frade piden que se declare la Emergencia Provincial en Adicciones

Mediante un proyecto de ley presentado en la Cámara de Diputados de la Provincia por Mercedes Meier y Carlos Del Frade, del Frente Social y Popular, se solicita que el gobierno provincial implemente una campaña de prevención y centros preventivos, asistenciales y comunitarios para enfrentar las adicciones. En el marco de la campaña nacional “Ni […]

Mediante un proyecto de ley presentado en la Cámara de Diputados de la Provincia por Mercedes Meier y Carlos Del Frade, del Frente Social y Popular, se solicita que el gobierno provincial implemente una campaña de prevención y centros preventivos, asistenciales y comunitarios para enfrentar las adicciones.

En el marco de la campaña nacional “Ni un Pibe menos por la Droga” que vienen impulsando organizaciones sociales, políticas y religiosas desde el año pasado, la diputada del FSP asegura que es necesario declarar la “Emergencia Provincial en Adicciones” en Santa Fe.

“La problemática de las adicciones, es un drama que día a día aumenta en la Argentina. Ha crecido exponencialmente el consumo de sustancias psicoactivas y donde más duro golpea es donde más nos duele: en los millones de jóvenes excluidos del sistema educativo, laboral y sin posibilidades de acceder a la cultura, el deporte y la recreación. A los jóvenes y niños que les han arrebatado el futuro y los sueños”, asegura Meier.

Además hace hincapié en que a esta delicada situación se agrega que nuestra provincia, por su ubicación estratégica para el tráfico de drogas (por su extensa hidrovía y sus puertos sin, o con escaso control y sus rutas que conectan fronteras con las grandes áreas metropolitanas y la falta de dispositivos de control aéreo), se ha transformado en un terreno de violencia inusitada.

En ese marco el proyecto de los diputados del Frente Social y popular cita datos de un estudio que el mismo ex gobernador y hoy presidente de la Cámara Antonio Bonfatti encargó el año pasado.

Sobre un trabajo realizado por la Universidad Católica a pedido del ex gobernador titulado “Estudio sobre el consumo de sustancias psicoactivas en los jóvenes en Gran Rosario/Gran Santa Fe (Noviembre de 2015)”, la responsable del Informe, Solange Rodríguez Espínola explica: “A nivel nacional sigue habiendo un mayor consumo de alcohol que de drogas, sin embargo, en la provincia las drogas están más presentes que en otras regiones. Las zonas del Conurbano Bonaerense, Rosario y Santa Fe son las regiones con mayor consumo de drogas”.

El Informe asegura también que “en la provincia aproximadamente 3 de cada 10 jóvenes dice haber consumido drogas una vez en su vida, el 25% lo hizo con marihuana”. Y agrega: “la mayoría de los jóvenes no consulta o busca una ayuda profesional. Esta situación se puede dar en primer lugar por la estigmatización que hay en torno a la droga y por la negación de la situación por parte de familiares o allegados al consumidor”.

Luego destaca que, en base a los datos del informe, solo “un 2% de los jóvenes declara haber buscado ayuda por el consumo de sustancias psicoactivas”. Y en este sentido la profesional detalló que “aquellos que buscan asistencia se encuentra con que no hay lugares o hay muy poco conocimiento”.  Además, distinguió entre lo público y lo privado, aclarando “que si uno está posicionado en un cierto nivel económico y social puede acceder a algunos centros que tienen un formato privado o se arancela, pero a nivel estatal hay muy poco ofrecimiento y muy poca cobertura de centros asistenciales para el tratamiento de las adicciones”, concluyó.

“Mientras crece el consumo de drogas en todos los sectores sociales y en franjas de cada vez menor edad, en los últimos años las áreas del Estado abocadas a esta problemática no han dado solución a la muerte silenciosa y cotidiana de la juventud sea por consumo de droga o por estar envuelto en la violencia como “soldaditos” de esas bandas mafiosas”, explica Meier.

Y asegura que a pesar de que distintas organizaciones sociales, comunitarias y religiosas se han ido encontrando la pelea de ganarle a la adicciones realizando actividades deportivas, culturales, recreativas, centros de recuperación, jornadas de lucha para conseguir partidas de programas sociales, capacitarse como pre ventores en adicciones, etc, son “el Estado provincial y nacional los que tiene que dar una respuesta que permita avanzar en esta enorme pelea que significa luchar contra las adicciones”.

El proyecto de Emergencia propone entre otros puntos la implementación de una intensa Campaña de Propaganda que denominada “Ni un pibe menos por la droga” destinada a prevenir el consumo de sustancia psicoactivas, así como la creación del Registro de Organizaciones de Lucha contra la Adicciones en el cual deberán inscribirse todas las organizaciones sociales, comunitarias, religiosas que desempeñan la labor preventiva sobre adicciones en la provincia para participar activamente de la políticas públicas de prevención.

Se impulsa también la formación de “Preventores Comunitarios en Adicciones”, asi como la “implementación inmediata en todo el territorio de la provincia”, de Centros Preventivos Asistenciales y Comunitarios en sus distintas modalidades: Casas Educativas Terapéuticas (CET), Centros Preventivos Locales de las Adicciones (CePLA), Puntos de Encuentro Comunitario (PEC) o de nuevos convenios y modalidades de tratamiento ofrecidos por la SEDRONAR.

“Muchos de los programas ya existen, pero nos parece que no están a la altura de las necesidades de las grandes mayorías, que no saben dónde recurrir y que cuando buscan no encuentran ayuda”, asegura Meier.

Con respecto a porque piensa que ha crecido el consumo y las adicciones, la diputada provincial afirma que “somos conscientes que el consumo es la última estación en el recorrido de una vida de exclusión que sufren millones de jóvenes en nuestro país y en la provincia. Se consume porque día a día, millones abandonan la educación pública en todos los niveles, por la falta de trabajo, por la imposibilidad de acceder en forma gratuita a las prácticas culturales, deportivas y recreativas. A lo único que tienen acceso gratuito millones de jóvenes excluidos de todo es a la droga en una esquina del desamparo de nuestras barriadas olvidadas”

La campaña “Ni Un Pibe Menos por La Droga”, en la cual se enmarca el proyecto nace como una respuesta de las organizaciones populares a esta situación y va tomando fuerza en todo el país. En nuestra provincia de la mano de la Corriente Clasista y Combativa, de organizaciones como la Fuerza Popular Casildense, la red de organizaciones barriales de Barrio Parque en Santa Fe, de sectores del deporte y la cultura como en San Javier, Roldán o Rosario, y ahora también de la Pastoral Social de Adicciones de la iglesia que lo han hecho propio

“Debemos tomar las medidas necesarias para asumir esta pelea, no nos puede ganar la resignación ni el posibilismo. Si desde el Estado se brinda herramientas como esta Emergencia y los sectores populares y organizaciones sociales toman en sus manos este desafío es posible ganarle diariamente a las adicciones cada joven que intenta arrebatarnos demostrando así que la política puede ser la herramienta que haga posible lo necesario”, afirma Mercedes Meier.

Proyecto completo: http://mercedesmeier.org/wp-content/uploads/2016/11/Ley-de-Emergencia-Provincial-en-Adicciones.pdf

Volver