Noticias

24 de agosto de 2018

Universidad 

¿Por qué hubo miles de docentes y estudiantes en las calles rosarinas en defensa de la universidad pública?

Ayer se vivió un capítulo más de la lucha por la universidad pública, con miles de docentes y estudiantes marchando en Rosario en defensa de la educación pública. Ante la avanzada del Gobierno Nacional en contra el presupuesto en educación y los salarios docentes, se realizó éste reclamo con una marcha desde la plaza San […]

Ayer se vivió un capítulo más de la lucha por la universidad pública, con miles de docentes y estudiantes marchando en Rosario en defensa de la educación pública. Ante la avanzada del Gobierno Nacional en contra el presupuesto en educación y los salarios docentes, se realizó éste reclamo con una marcha desde la plaza San Martín hasta la sede del rectorado de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) de calle Maipú.

Es la tercer semana de paro docente luego del receso por las vacaciones de invierno y no hubo todavía una respuesta favorable de parte del Gobierno de Mauricio Macri.
“Venimos de una situación muy complicada en donde nuestra paritaria venció en el mes de febrero, con una posición del Gobierno muy dura. Desde el mes de marzo hasta ahora no se ha movido la propuesta de un 15 por ciento en cuotas y sin cláusula gatillo”, indicó Guillermo Grigioni de COAD.

“El primer cuatrimestre transitó con lucha pero fue difícil. Estuvimos tres meses sin la reunión paritaria, y frente a eso empezamos a pujar por tomar medidas contundentes. A partir de ahí salió la propuesta de no iniciar el segundo cuatrimestre, medida a la que se llegó a través de un plebiscito nacional que se dio en todas las provincias del país, en las dos principales federaciones” sostuvo.

A pesar de que la dirección de la CONADU decidió después de la primera semana levantar el paro, 7 de las principales asociaciones de base de continuaron con el paro junto con las 26 asociaciones de la CONADU histórica, con lo cual la gran mayoría de los docentes del país siguieron de paro.

Grigioni explicó que el conflicto siguió cuando “el lunes mismo que se produce la paritaria, luego de la reunión varias asociaciones de las cuales los Secretarios Generales habían planteado levantar, vuelven al paro por presión de las bases, y la propia dirección de CONADU si bien no vuelve al paro esa segunda semana, convoca para volver al paro para la tercer semana, ya que el Gobierno lo único que cambió fue adelantar un par de meses de las cuotas que estaban planteadas para fin de año, pero no se mueve del 15 por ciento sin cláusula gatillo”.
Esta decisión rotunda del Gobierno de no dar respuesta al conflicto, llevó a otros sectores de trabajadores y estudiantes, que también se ven afectados por el accionar del Gobierno Nacional, a apoyar la lucha de los docentes.

En el acto y la movilización también estuvieron presentes los diputados del Frente Social y Popular Carlos Del Frade y Mercedes Meier, esta última seguro que “es un jornada muy masiva en la ciudad de Rosario , donde también se da muestra de la táctica del pueblo argentino para este momento frente a la política de Macri, mucha unidad para defender lo justo, y que en este caso es la universidad pública en la que se han formado miles de profesionales, que son una pata necesaria de la construcción del país que necesitamos”

En paralelo al conflicto salarial docente hay que destacar que desde principio de año el Gobierno recortó el presupuesto para la educación con la quita de los créditos para la obra pública universitaria (Fundar) que equivalen a unos 3800 millones de pesos.

Los estudiantes junto al reclamo docente

“Hoy participamos de la movilización más de 20 mil personas entre docentes, estudiantes, investigadores, autoridades, defendiendo la educación pública en Rosario, una marcha histórica, inédita. Es una de las primeras veces que la comunidad educativa se une con un reclamo y una misma idea: sin educación pública no hay futuro” dijo Manuel Leiva, Secretario General de la Federación Universitaria de Rosario (FUR).

En el período 2016-2017 hubo una deserción de 19.175 estudiantes (4654 más que en 2015), una cifra histórica que supera por ejemplo a la deserción del año 2001 (12.395) y 2005 (15.276), ambos años conflictivos con pérdidas de año académico. Se prevé que el período 2017-2018 llegué a un nuevo récord de deserción con una cifra que se estima en 21 mil estudiantes.

“Necesitamos poder cursar y poder rendir en condiciones dignas, pero más que nada necesitamos poder seguir teniendo la garantía que la Universidad pública esté abierta, sea gratuita y se pueda seguir transformando para que se abra a todo el pueblo. En esa lucha estamos y vamos a seguir el martes que viene en una gran movilización al Monumento a la Bandera, con todos los sectores trabajadores para demostrarle al Gobierno cuales son las prioridades que tiene el gran pueblo argentino” expresó Leiva.

Otras medidas que deja a las claras las intenciones del Gobierno son por ejemplo la paralización de las obras que dependían de la Nación, el recorte de las actividades reservadas a títulos de 37 carreras universitarias, se dieron de baja convenios entre el Estado y la UNR que referían al desarrollo y la investigación, y además el PROGRESAR se transformó en una beca que se incompatibiliza con las becas de la UNR.

La suma de todas estas cosas hace que se tema por la integridad de la educación pública. Camila Paillole, presidenta del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Médicas destacó la importancia de “poder cursar y rendir, pero con salarios docentes dignos” y expresó la necesidad de que “el Gobierno Nacional aumente el salario de los docentes y el presupuesto”.
Además pidió que se devuelvan a los 3800 millones de pesos que el Gobierno le quitó a los estudiantes a principio de año.

“Esto hace que tampoco podamos tener la misma cantidad de becas, que no se construyan las aulas necesarias, que no se terminen los comedores universitarios y que eso se refleja en deserción estudiantil y en muchos compañeros que estando con tres semanas de paro se han vuelto a sus ciudades porque no se pueden mantener acá en la ciudad”.

En cuanto a la marcha que confluirá en Buenos Aires el 30 de Agosto indicó: “Vamos a ir a Buenos Aires a una marcha federal , todas las universidades del país y esperamos que el Gobierno nos termine escuchando y tengamos una respuesta”.

Finalmente hizo hincapié en que “con un 0, 5 del presupuesto que Macri le pidio al FMI se podría resolver el conflicto de las 57 universidades, pero claramente no es una prioridad porque no le pidieron plata al FMI ni para educación, ni para trabajo, ni salud pública”.

Grigioni por su parte se refirió al futuro de ésta lucha destacando la importancia de “continuar y profundizar la lucha” y ve que “se va armando un gran movimiento que empieza a confluir con la resistencia de los trabajadores contra la política de ajuste del Gobierno, que también se ve en los despidos por ejemplo de las fabricas militares y el astillero Río Santiago”.

Intervención de Manuel Leiva, secretario general de la Federación Universitaria de Rosario


Las palabras de Camila Paillole, militante del ALDE y presidenta del Centro de Estudiantes de Ciencias Médicas.

 

Las palabras de la compañera Liliana Galeano de la CCC

El discurso de cierre del diputado del FSP Carlos Del Frade

Volver